Missing Mile

This is the end of highway to hell


Previous Entry Share Next Entry
[G-TOP] El Arte de Hacer Reír
Arashi Sleeping
fanfic_diaries
Título: El arte de hacer reír.
Autora: Yo
Pairing: G-TOP [Kwon JiYong/Choi SeungHyun] G-DragonXTempo
Band: BIGBANG
Género: Fluffy
Resumen: T.O.P es incapaz de ponerse serio cuando JiYong está cerca… Ni siquiera mientras trabaja.
Disclaimer: ¿Nos ahorramos lo de que no me pertenecen y tal? Ocupan gran parte de mi tiempo, así que, a su manera, me pertenecen un poquito aunque duerman el uno con el otro.
NdA: Transcurre durante la grabación de Iris.


_____________________________

[Why so serious?]T.O.P es incapaz de ponerse serio cuando JiYong está cerca… Ni siquiera mientras trabaja.

Cuando esa misma tarde les ha dicho a todos que le tocaba rodar uno de los besos con JyuNi, todos han armado jaleo hasta que se les ha permitido acompañarlo. Casi le han dado ganas de echarse las manos a la cabeza por ese comportamiento entre amistoso e infantil, un grupo de amigos vacilando al colega porque se ha ligado a la chica guapa y es su primera salida en público. Sonríe.

Y ahora está allí, pelado de frío con una triste gabardina por todo abrigo en mitad de la autovía, esperando a que la escena dé comienzo mientras los cuatro idiotas que tiene por compañeros de piso se vacilan los unos a los otros veinte metros más allá, rodeados de cables, pantallas y una mesa con té y café caliente y un montón de bollitos.

Se le escapa una sonrisa mientras los mira, pero se obliga a ponerse serio cuando se da la señal y JyuNi se acerca corriendo sobre los finos tacones, peligrosamente altos, atravesando la calle.
El tacón se tuerce de un modo extraño y se engancha en la gravilla, haciéndola tropezar.

La toma tiene que repetirse y ella saca la lengua entre divertida y avergonzada, obligándolo a sonreír.
Cuando regresa de nuevo a su posición, sus compañeros de fatigas tienen las narices pegadas a los monitores, riendo en silencio mientras le dirigen gestos de ánimo en diferentes grados y escalas y sonrisas socarronas que intenta ignorar mientras se concentra de nuevo en Vic y en la situación.

¿Quién dijo que actuar fuera fácil?

La escena comienza de nuevo y tan sólo se escucha el ruido de la calle. Alguien le señala un punto y mira hacia la cámara estipulada. Vic es serio, paciente. Un predador tras su presa, tratando de parecer distante, atrayente…
JyuNi llega hasta él y ésta vez todo sale según lo previsto… salvo porque a él se le escapa la carcajada.

-¡Cortad! ¿Se puede saber qué ha pasado?
-Perdón…– JiYong ni los mira, demasiado ocupado desenredándose el cable que se le ha enredado en el tobillo.– Sólo quería ver la escena más de cerca…

Normalmente sabe que no es tan patoso y casi se preocuparía al verlo así si no hubiese captado en el acto el brillo travieso en los ojos.
Arruga la nariz en su dirección y le hace un gesto con la barbilla. Líder de pacotilla, si él no trabaja los demás parecen obligados a tomarse un descanso.

Se pone serio y devuelve las manos heladas al bolsillo, de nuevo la mirada fija en nada mientras espera el ya familiar sonido de advertencia.
Todos a sus posiciones, dispuestos a rodar. La toma tiene que quedar bien, se está quedando congelado allí parado y no quiere imaginar cómo estará Jyu con esa falda que debe llevar puesta.

La cosa va bien, ella incluso ha conseguido comenzar sus frases y de repente no puede evitarlo. Se le van los ojos detrás de él, parece hipnótico, plantado justo en frente con las manos en los bolsillos de un jersey que le podría dar tres vueltas, balanceándose de atrás adelante con un gesto de concentración en la cara.
Le tiemblan los hombros por la risa contenida y JyuNi, sin saber por qué, estalla en carcajadas contagiosas.

-¡Se está riendo! ¡SeungHyun oppa se está riendo!
-¡¡Lo siento, lo siento!!

Mira a su alrededor avergonzado mientras los idiotas de sus amigos se descojonan en su cara. Pero él no se ríe. Es decir… Está allí, todavía de frente, aún sonriente y con las manos en los bolsillos, pero ya no se balancea. Se queda mirándolo durante unos segundos, quieto, notando cómo se va calmando cuando de repente el mocoso le arruga la nariz y le dedica esa mueca burlona tan suya. ¡Será…!

Salta un poco y da varias vueltas, tratando de recuperar la concentración junto con el calor perdido. Cuando regresa a su posición inicial, todo el mundo corriendo de un lado a otro para salir del plano, JiYong ya no está.
Encoje los hombros mentalmente pensando que tal vez sea mejor así y vuelve a la seriedad de su personaje.

-Vale, cortad otra vez…– parpadea, sorprendido, ya que esa vez no ha durado unos segundos, y mira a su alrededor buscando al causante del error.– Seung, intenta no parecer tan serio… Vic quiere camelarse a esa chica, no asustarla poniéndole su mejor cara de asesino.

Las risitas desperdigadas lo pillan desprevenido y Dae y Ri esconden la cabeza en el hombro del otro mientras Tae se desternilla con la frente sobre la mesa y las lágrimas corriendo libremente por sus mejillas.
¿Demasiado serio? ¿Cara de asesino? Coño, es lo que Vic es… ¿Y dónde diantres está el champiñón?

Se le escapa un bufido vaporoso y pega dos botes otra vez antes de quedarse muy quieto. Le llega la señal y busca su cámara frente a él mientras escucha el taconeo que le alcanza por detrás.
Esa vez, la sorpresa dura dos segundos y quizás está tan concentrado que de algún modo no se nota.

G sonríe y le dedica un mini-saludo antes de esconder de nuevo la mano dentro de la sudadera, encogido en el atril móvil bajo la cámara.
Esa vez no quiere que las cosas salgan mal y en cuanto nota que la sonrisa le alcanza los ojos simplemente baja las pestañas y mira al suelo. La sonrisa es pequeñita, tirándole de las comisuras de los labios con insistencia, pero la contiene, convirtiéndola en un gesto casi imperceptible.

O al menos eso espera.

Jyu sigue hablando y él la observa de reojo. Cualquier cosa antes de mirarlo a él, con las orejas coloradas y el moñete de la coleta sobresaliendo por encima del cogote. Poco le falta para convertirse completamente en una pelota allí debajo y se pregunta cómo el muy idiota no ha cogido algo de abrigo antes de irse a sentar allí. Ese pensamiento le devuelve la concentración y es capaz de seguir la escena, completamente convertido en Vic, observando con fijeza a su compañera, pero la cámara se mueve y él con ella, colocándose de nuevo en su radio de visión.

De verdad que está muerto de frío, pero está ahí plantado, tan serio como si de uno de sus vídeos se tratara y Seung casi está convencido de que en cualquier momento saltará con alguna de las suyas, dando ideas y molestándose cuando algo sale como el culo, pero tan sólo se le ilumina la cara en una sonrisa de ánimo cuando nota que lo vuelve a mirar. Lo ve resoplar hasta que se le despega el flequillo de la frente pero sin poder evitar que inmediatamente después le caiga sobre la nariz y esa vez para T.O.P contener la risa es todavía más difícil, así que desvía la mirada hacia JyuNi y casi suelta un suspiro de alivio cuando se da cuenta de que el momento ha llegado y le toca reaccionar.

Se gira de golpe, casi sin pensárselo y presiona sus labios contra los de la chica – quien no necesita fingir para expresar la sorpresa que la embarga – y deja que sus manos actúen solas, acunando el frío rostro entre ellas. Pasan unos pocos segundos que se le hacen eternos hasta que la nota relajarse y rodearlo con los brazos. Segundos enteros hasta que parece que el director ha quedado satisfecho.
No ha sido un gran beso, si considera que podría haber sido más suave, menos agresivo, pero era eso o volver a estropear la toma y no estaba dispuesto.

Se endereza, sonriente y la aparta el pelo de la cara. Ella se deja hacer, devolviéndole una sonrisa tímida.

-Al final no ha estado tan mal, ¿eh?
-No, no ha estado.– está algo ronco, cosa que no entiende porque no ha hablado apenas, y se sopla entre los dedos para entrar en calor.– Ahora a ver cómo queda.

Ve cómo ella sonríe aún más, casi dispuesta a decir algo cuando el vaso de café caliente aparece ante sus narices.

-Estás helado.– JiYong sonríe hacia él, todavía con el vaso extendido al tiempo que le da otro a Jyu.– ¿De qué te reías, payaso?

La risa que sigue a las palabras de su capitán es suave y pausada, agradecida por el café que se toma de un trago.

-De ti, sinsustancia. ¿Qué diablos hacías ahí abajo?
-No me dejaban ver desde la pantalla, así que me acerqué más a ver qué tal lo hacías.– puede ver que esconde las manos dentro de las largas mangas al tiempo que se rodea con los brazos y vuelve a preguntarse dónde diablos tendrá la chaqueta.– No quedas mal. Hasta sales guapo.
-¡Tú sí que…! Te voy a dar un palo, chiquitín…

Lo pilla por la capucha mientras trata de huir y lo abraza por detrás, hundiendo sus propias manos en los bolsillos de la sudadera. No sabe si quiere quitarle el frío o ser él quien se beneficie de ese calor, pero de todos modos agradece que G tan sólo se acomode debajo de su barbilla, tirando ligeramente hacia donde los otros tres siguen cómodamente sentados y abrigados.

Parecen un par de patos caminando de esa guisa pero no les importa ni notan a nadie, a pesar de la mirada extraña y la amplia sonrisa que la olvidada JyuNi les dedica.
Sus amigos lo reciben entre palmadas y gritos, mostrándole la repetición de la escena en la pantalla. Seung sonríe, satisfecho, mientras G-Dragon se pega más a su pecho, tiritando.

-¿Te has olvidado de la cazadora?– se lo susurra al oído, casi paternalista.
-No… Pensé que iba a moverme más, pero al final me que quedado congelado.
-Tarado… Menudo ejemplo de líder.– llega el beso y se le escapa media sonrisa viendo la escena.– Whoooa, no ha quedado tan mal.
-¿Tarado yo?– aprieta la boca en un mohín displicente más propio de los niños pequeños, pero se limita a arrebujarse aún más entre los brazos de su hyung.– Oye, hyung…
-¿Huhumm?– el final del beso parpadea en la pantalla.
-Hyung-nim… ¿Qué tal ha estado? Besar a alguien desconocido para uno frente a la pantalla.
-¿Eh?– la frase atrae su atención y roza sin querer su oreja con los labios. Sonríe.– ¿Quieres la verdad? ¡Estaba demasiado muerto de frío para fijarme!

?

Log in