Missing Mile

This is the end of highway to hell


Previous Entry Share Next Entry
[G-TOP] Dime
Arashi Sleeping
fanfic_diaries
Título: Tell me [Dime]
Autora: Yo
Pairing: G-TOP [Kwon Ji Yong/Choi SeungHyun] G-DragonXTempo
Género: Fluffy y un poquito de sobrecarga emocional.
Resumen: Demasiado corto.
Disclaimer: Se pertenecen el uno al otro, ¿queda claro?
NdA: Durante la grabación de Tell me Goodbye


______________________


[Tell Me]Está nervioso, caminando de un lado para el otro arrugando la ropa en el proceso. Ha pasado mucho tiempo desde el último vídeo juntos. Técnicamente, Lollipop2 no puede contar como tal y desde Koe wo parece que haya pasado una verdadera eternidad.

Todos quieren que salga bien y todos están emocionados. La canción es especial, importante y el giro que supone para el estilo del grupo va a ser verdaderamente impactante, pero JiYong está más nervioso que nadie. Siempre está más nervioso que ninguno.
Es demasiado perfeccionista… pero lo entiende.

Todos han pasado por mucho en los últimos meses. Han cambiado, madurado, crecido… y Tell Me Goodbye lo refleja con cada línea y cada estrofa, con la historia que cuenta, con la que ellos van a mostrar. Su crecimiento como personas, el último paso al mundo adulto y a una cierta oscuridad dentro de cada uno; sus propios espacios personales ocultos al resto por primera vez en sus vidas, aunque siempre estén cerca.

Y por eso, que ese proyecto salga bien es importante. Y por eso, sus nervios están tan a flor de piel, un impulso que no le deja detenerse.

Así que se acerca y se interpone en su camino, lo detiene y le levanta la cabeza, obligándolo a mirarlo, una mano en el hombro y la otra bajo la barbilla. Ni sonríe ni dice nada, deja que sus ojos se encuentren y observa la tormenta de sus iris con calma. Lo domina con su altura y lo obliga a controlarse. Una respiración, dos, tres y las pestañas se abaten mientras la tensión escapa.
Le da un repaso con la mirada y ajusta el chaleco al cuerpo, cerrando el botón que falta. Plancha la ropa con las manos y se permite una pequeña curvatura en la comisura de la boca cuando la frente de su capitán cae sobre su pecho con un sonoro suspiro. Sus manos quitan una pelusa invisible de los hombros y reposan, permaneciendo en silencio mientras el tiempo pasa.

-Hyung…
-¿Mhhmmm?
-Tengo la sensación de que algo falla.
-Cambiar demasiado deprisa asusta.

Seung sigue en silencio, pensativo.

-Hyung…
-¿Sí?
-¿Te fías de mí?

Lo empuja ligeramente y lo observa con suspicacia pero al final asiente.

JiYong no pierde el tiempo ni le da pie a cambiar de opinión. Entrelaza los dedos enguantados con los suyos y tira de él fuera de la nave habilitada como escenario del vídeo. TaeYang los ve pasar y frunce el ceño pero no dice nada. Ri se levanta y hace ademán de detenerlos – o de seguirlos, quién sabe – pero DaeSung lo sienta de nuevo con una mano sobre su hombro.

Se puede ser serio hasta la histeria, perfeccionista hasta el dolor, controlador hasta el tormento, pero si no tienes nada que te distraiga, que te permita reír, relajarte, olvidar, el trabajo se convierte en tu mundo y te insensibiliza. Y si para evitarlo necesitas echar mano de un amigo de la manera más inesperada posible, sea.

Cuando los dos vuelven la sonrisa de JiYong es luminosa y ha perdido la obsesión que momentos antes lo movía y T.O.P tiene el pelo gris, un par de líneas de color rojo en la sien y una mueca quejumbrosa de “por qué yo” en la cara, pero los ojos negros vuelven a ser brillantes y la oscuridad que se había adueñado de él en las últimas semanas ha desaparecido.

Los cambios son buenos, pero nunca hay que cambiar tanto que te pierdas a ti mismo en el proceso.

?

Log in